Las plantas pueden crecer de manera óptima en tanto se les den todos los cuidados necesarios. Por el contrario, si se ven sometidas a ciertos factores que las dañen, es muy probable que no se desarrollen de la mejor manera.

Para evitar esto, aquí te compartimos las principales formas de estrés de las plantas de cultivo, al conocerlas podrás aprender a identificarlas y tendrás más posibilidades de mejorar las sus condiciones de crecimiento.

  • Cambios bruscos en el medio ambiente, por ejemplo, sequía, inundaciones o temperaturas extremas, ya sea mucho calor o frío.
  • Déficit en los abonos orgánicos como, por ejemplo, el nitrógeno, fósforo o potasio.
  • Caminar entre los cultivos o tocar las plantas con mucha insistencia.
  • Pérdida de agua por transpiración como resultado de días muy secos o soleados.
  • El exceso de agua también implica problemas en el crecimiento de las plantas pues en el suelo no queda el oxígeno necesario para la planta.
  • El exceso de cloruro de sodio y otro tipo de sales en el suelo reduce las posibilidades de que la planta crezca en las mejores condiciones.

Conociendo estos factores, es importante también que nutras a tus platas con los mejores fertilizantes. En Thedal Internacional SA de CV ponemos a tu disposición un extenso catálogo de fertilizantes foliares y edáficos no tóxicos, contáctanos para conocer más.