En los últimos años la tecnología le ha permitido al sector agrícola incorporar innovaciones en la mejora de los cultivos aumentado la resistencia de estos. En el caso de los ácidos húmicos estos son un estimulador natural del crecimiento cuyo objetivo es incrementar el metabolismo de las plantas y la ingesta de nutrientes.

Estas moléculas complejas están formadas por la descomposición de materia orgánica que influye en la fertilidad del suelo contribuyendo a su estabilidad, incidiendo en la absorción de nutrientes y en el crecimiento de la planta. Los ácidos húmicos se forman a través de un proceso progresivo de humificación: descomposición, formación y comprensión lo que determina su calidad.

Es importante destacar que los suelos ya cuentan con materia orgánica procedente de la descomposición de plantas, animales y microorganismos. Por otro lado, las sustancias húmicas se dividen en ácidos húmicos, ácidos fúlvicos y las huminas; aunque los dos primeros son los que proporcionan mayores beneficios a los cultivos.

Por ejemplo, los ácidos húmicos favorecen el desarrollo microbiológico, aumentando la absorción de sustancias no solubles, facilitando la asimilación de micronutrientes y macronutrientes. También mejoran la estructura, retención de humedad y aireación del suelo, contribuyendo al desarrollo del sistema radicular de las plantas, combatiendo los efectos de la erosión.

¿Quieres saber cómo mejorar tus cultivos? En THEDAL INTERNACIONAL, S.A DE C.V. tenemos una amplia variedad de productos para cada necesidad agrícola. ¡Contáctanos!